CategoríaExperiencias

1
Safari en Kruger
2
Sardine Run Sudáfrica
3
Declaración de principios
4
¿Lecciones de vida? (By Hellen)
5
Auroras Boreales en Rusia.
6
BOLIVIA. Un destino diferente
7
Bolivia. Carretera del Infierno en Bici

Safari en Kruger

Mi primera experiencia del Safari de animales salvajes «de tierra» en Sudáfrica.

#África era mi gran asignatura pendiente.  Nunca he sabido decir bien por qué, pero la verdad que no me llamaba, -y era raro, siendo el paraíso de los animales salvajes-, y el venir ha sido “culpa de las Sardinas” 😬😬
El caso es que he probado la experiencia de un safari en un Parque Natural, nada de reservas, o enlatamientos (que ya sabéis que no me gustan)  y como era de esperar…. he flipado. 😁😁

Leer más

Sardine Run Sudáfrica

Sardine Run. Naturaleza Salvaje. Pero de verdad, en estado puro… ¡A lo bestia y sin recato!

Hoy 9 de julio a las 15 horas aproximadamente hemos bajado de la zodiac dando fin a uno de los sueños de mi vida, desde que empecé a bucear, allá por el 2003.

Había visto esto y soñaba con vivirlo en primera persona, pero aunque tuve varias oportunidades, mandando grupos e incluso sacando vuelos, por unos u otros motivos, no pude «consumarlo» hasta este 2019.

Como me imaginaba, es una experiencia dura, exigente y muy impredecible, pero a la vez, quizá por ese alma masoca que llevo dentro, tengo que confesar que he disfrutado como una enana de pasar 5 días (4 para ser exactos, que uno no pudimos salir) dando botes en una lancha , olas arriba, olas abajo, durante más de 30 horas (8, 4, 10 y 6)

 

 

Leer más

Declaración de principios

Lo escribí hace tres años, pero Facebook me lo ha «recuperado» y creo que no hay nada mejor que me defina…

Me retrato y voy a definir mis ideologías (sin ningún orden ni prevalencia):

Soy «capitalista», por nacimiento, por actividad profesional con una empresa que me gusta que funcione bien y mil proyectos por delante, con una buena vida que me gusta poder llevar y porque creo en el desarrollo y en el avance….

Soy «comunista», porque creo que es injusto que unos tengan tanto y otros tan poco o nada. Porque idealmente considero que es lo que debería ser pero igualmente sé que, tal como es el ser humano, es inviable.

Soy «populista», porque considero imprescindibles unos derechos sociales para todos, porque la sanidad, la educación, la cultura, los VALORES, una vida digna, deben ser para todos, no para unos cuantos y jamás debería negociarse con ellos.

Soy «animalista», en cuanto no concibo que los humanos hagamos sufrir otros seres vivos por mero divertimento. (De la comida no hablamos, es mucho más complicado, aunque ojalá pudiéramos vivir sin necesitar sacrificio de otros animales. )

Soy «políticamente incorrecta», porque nunca me han gustado las muestras de poder (y no hablo solo de política, sino en cualquier nivel o estamento), los excesos que se cometen aprovechando privilegios, el creerse más que otros, el ser capaz de vivir a cuerpo de rey a costa de las miserias ajenas. Porque tengo claro que el poder corrompe y todos lo aprovechamos en nuestro entorno y medida. Porque dudo mucho de la capacidad del ser humano de ser totalmente honrado en los círculos de poder, y cuanto más se suben los puestos, más difícil se hace. Y porque no me callo en criticar lo que veo que está mal hecho, del color y del lado que sea. Y porque no puedo tirar ninguna piedra.

Soy «humanista» porque creo en el ser humano a pesar de todo, porque siempre digo que la mierda huele más, incluso en un campo de flores, pero hay más gente buena que mala. Porque me gustan las personas con sus diferencias, porque es ahí donde nos encontramos y nos realizamos, me gusta debatir, aprender, enseñar y cambiar de opinión, porque tengo claro que nada es blanco ni negro… Porque no encuentro diferencias entre razas, colores, religiones, identidades sexuales o formas de ser. La única diferencia la pone el «feeling» hacia las personas y la única línea que no soy capaz de cruzar es la de tener simpatías por quien es capaz de hacer daño a otros voluntariamente.

Soy «egoista»«porque busco ante todo vivir feliz, hacer las cosas que me gustan, estar con quien me apetece; porque no me gusta dar explicaciones, ni me interesa demasiado la vida o las cosas de los que no me llaman la atención; porque adoro el Carpe Diem, paso mucho de lo que digan u opinen de mi y tengo un EGO muy subido y un ombligo muy conocido.-

Y sobre todo, soy INCOHERENTE, porque me duele ver que no se puede ser todas estas cosas «a la vez» y por eso, ni me identifico con colores, ni con siglas, ni encuentro «mi lugar» en esta sociedad en la que me ha tocado vivir, pero en la que, al fin y al cabo, vivo y disfruto porque yo soy así…. 

Y eso sí, también soy una rollera que te pasas, pero eso no es ideología, sino una verborrea innnata, jajajajajajajajajaaaaa

¿Lecciones de vida? (By Hellen)

Pues que un día nos pusimos Javi y yo manos a la obra, o a la cámara, mejor dicho, en la oficina de ViajarSolo en el Caracol…

Llevaba el mozo mucho tiempo diciéndome que tenia que hacerlo, que tengo soltura, que hablo bien, que tengo cosas que decir, que soy expresiva, que hay gente muy mala con videos por ahí y la gente se los traga y que yo tengo mucho más valor  (me quiere mucho y es muy pelota, jajajajaja), y, yo, que soy fácil de convencer en estas cosas, le dije, venga, ¡¡vamos allá!!
Total, que si te sobran 8 minutos, aquí tienes el resultado, y más abajo explico más cositas de donde viene todo.

 

(más…)

Auroras Boreales en Rusia.

Una madre siempre es una madre.
Cuando una madre quiere sorprender, siempre acierta.
Pero ya, cuando hablamos de la Madre Naturaleza y uno de esos regalos que sabe hacernos y se propone dejarnos pequeñitos, pasan estas cosas… Que llegamos a estremecernos, saltar de la alegría, no sentir el frío a 29 grados bajo cero… y muchas más sensaciones únicas!!
En esta ocasión, la emoción ha sido provocada por las indescriptibles AURORAS BOREALES

(más…)

BOLIVIA. Un destino diferente

Mascar hojas de Coca, ¡un imprescindible para sobrevivir a la altura de todo el país!

Acabamos de regresar de Bolivia, un país al que creo que no hubiera ido jamás de no haber sido por cómo ha surgido todo. Fuimos 4 y la verdad que lo hemos pasado estupendamente. Es un lugar realmente diferente, con una riqueza de paisajes absolutamente alucinantes, unas ciudades horribles (los siento) salvándose alguna como Sucre, por su conservado centro Colonial, un nivel de desarrollo al que le falta muchísimo, posibilidades inmensas para el turismo y  mucho, mucho por descubrir.

Antes de nada quiero decir que Bolivia merece un viaje como destino exclusivo y único, que en 2 semanas como fuimos nosotros, no llegas a ver ni la cuarta parte, y no será porque no hemos dado vueltas y apurado, y que considero un error ir «como extensión» de Perú, Argentina o Chile como suele hacerse. Me parece que hay que dedicarle tiempo, cariño y dedicación…

Pero sobre todo hay que tener claro que no es un viaje para cualquiera, que es un destino para gente que ya ha viajado bastante, que se adapta a todo, que tiene capacidad de aceptar lo que llega, como llega ¡y cuando llega!, y por encima de todo asumiendo que hay que recorrer una cantidad enorme de kilómetros, por carreteras, caminos y fuera de ruta que se hacen eternas y pesadas. Pero es la única forma, ya que las distancias son enormes, los medios los que hay y lo que hay que ver sí o sí… no se puede acercar más.

Con esas premisas… ¡Disfrutad Bolivia, porque es realmente alucinante!!

Leer más

Bolivia. Carretera del Infierno en Bici

No estamos locos… ¿¿¿O quizá si??? ??

El ser humano tiene una capacidad increíble de sacar jugo a lo más puñetero. Y este es uno de estos casos.

La famosa “carretera de la muerte” o Dead Road de Bolivia, no lleva su nombre por casualidad… son miles las personas que se han dejado la vida en ella, puesto que era la única vía para llegar a La Paz, la capital, desde la zona baja tropical de los Yungas, una zona de bastante tráfico … Nada menos que 3.600 m de desnivel: la parte más alta está a 4.700 m, en lo alto de la montaña y se termina en 1.200m. Todo eso en unos 60 km… imaginaros cómo es la “cuestecita”, y lo peor es que al otro lado es una caída brutal de la montaña, que por mucho que mires, no ves el fin.
Y todo eso lo hemos recorrido… ¡¡en bici!!

Leer más

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.