Travesía inesperada, de Mallorca a la península.

De como de repente y sin esperarlo, pillo un vuelo a Mallorca y me veo embarcada en un velero de alguien que no conozco, para traerlo de vuelta a su puerto base, y todos los cambios, actualizaciones y decisiones que fueron llegando haciendo de una semana de trabajo normal, la «aventurilla» del verano, con el resultado de casi 600 millas navegadas, mucho aprendido y disfrutado, que me ha molado un montón ;))

 

31 de Julio

En el fondo… ¡¡me va el barrillo!!! 🤣🤣🤣A las 10 me llama el patrón (amigo) que nos hace los charter a Ibiza (con salida desde Barcelona) que está en Mallorca, muerto de cansancio. El sábado tenemos salida de Viajarsolo y va pillado de tiempo… y de fuerzas.
Está haciendo el traslado de un barco desde Sicilia a Roquetas de Mar, pero Murphy se ha cebado y con todo el temporal que hay por la zona, se le ha roto el piloto automático.
Para los profanos en navegación, esto supone no poder soltar el timón….
Se ha chupado más de 20 horas con Mar dura, olas grandes y viento fuerte, todo el rato agarrado a la rueda sin poder ir ni a tomar bocado ni hacer un pis (bueno, para el pis… siempr

e hay opciones 🤣🤣🤣, otras cosas ya…. 🙈🙈🙈🙈).
De dormir ni hablamos.
Ahora queda el resto de travesía⛵️⛵️⛵️⛵️⛵️…. 300 millas de nada 😬😬😬
Total que aquí estoy yo, al punto de la mañana, diciéndole, venga que voy a echarte una mano… y a toda máquina, busca vuelo a Palma, tren para llegar al aeropuerto, pasar por el barco a recoger el equipo de navegación y dejar listas cosas para estar ahora ya a punto de embarcar y en unas horas más, comenzar travesía por mar y hacer de “piloto automático “ 🤣🤣🤣🤣🤣
Luego ya llegará el como llegamos de Almería a Barcelona a tiempo para recibir a los clientes…. 😝😝😝😝 Dadas la fechas, tocará paliza de coche de alquiler y tropecientos kilometros p’arriba 😬😬
Corre que te corre, pero todo a punto…
Y esta adrenalina, que me da vidilla, para que vamos a mentir!!

1 agosto

Preparados para soltar amarras.
Al final, Rumbo Benicarló, el hombre propone y el tiempo y la Méteo , disponen.
Tras la primera idea de zarpar ayer nada más aterrizar para llegar a Almería, visto el tiempo y contemplando cualquier posible incidencia, no era factible estar el sábado en Barcelona para comenzar el charter de ViajarSolo, asi que prudencia manda.
Mejor así, como ha de ser en la Mar; previsores, planificado, dormidos, descansados y con la mejor opción por delante… que las sorpresas ya pueden llegar sin llamarlas 😬😬

Por delante, unas 25 horas, 150 millas y una ensaimada, cómo procede para “registrar” el paso por Mallorca. 😅😅

Se prevé travesía “divertida” de ola y buen viento para no relajarnos demasiado, más teniendo en cuenta

que no hay piloto y nos tenemos que turnar los dos a la rueda todo el rato, …. poco dolce farniente vamos a tener si se cumplen las previsiones.

Pero eso me mola, ningún navegante se hizo experto en aguas calmas…

¡¡¡Vamos allá!!!!
Además, es la primera vez que navego a vela por Mallorca así que, encantada estoy de esta ayuda inesperada que estoy prestando para ir estudiando el terreno 😝😝😝😝😝

 

2 de agosto

Cansada pero encantada.
A las 15,30 ya habíamos atracado y con ganas de comer en mesa firme.
⛵️ 26 horas navegando.
🌊 160 millas.
🌍 Cruzar parte del Mediterráneo.
💫 Disfrutar del Azul en 360 grados.

La noche de ayer fue de las que casi hacen llorar de la emoción.
Un cielo que más que negro parecía blanco de las estrellas que se veían. Olas para ir surfeando, viento para ir rápido sin necesidad de poner el motor, ni un solo barco en la ruta aunque sin confiarse, Luis descansando y yo a la rueda, mirando arriba para tomar rumbo con las estrellas y sentirme enormemente grande en esa inmensa pequeñez entre el firmamento y el mar.Momentos mágicos que no quieres que acaben, que son un regalo. Es difícil explicar lo maravillosamente a gusto que me sentí anoche en esa soledad absoluta, pero tan llena de ni sé qué.

Música para acompañarme y no dormirme, bailando yo sola a ratos en la bañera, otros sentada protegiéndome de los rociones que de cuando en cuando querían remojarme , o medio recostada, siempre atenta a no perder el rumbo, sin poder soltar la rueda y vigilando constantemente alrededor, sin dejar de mover los pies, con felicidad absoluta.

Algo que surgió totalmente inesperado, decidido en un momento, sin pensar demasiado; una respuesta a una necesidad y con el “sarna con gusto no pica” por supuesto.

La Naturaleza en general tiene esa forma de mostrarnos lo que pone a nuestro alcance y sentirse agradecido por apreciarlo y valorarlo es lo mínimo que podemos hacer.

No hubo nada espectacular, no aparecieron delfines, no nos cruzamos ninguna ballena, nada especial que destacar, sin embargo el todo es lo que crea la Magia.

Al menos para mi, que estar en medio Del Mar, sea por arriba o por abajo es sentirme feliz, realizada, relajada y en mi medio.

Sigo diciendo que el que no ha navegado nunca en un velero ⛵️ debería probarlo. Debería ser una obligación de todo ser humano, para poder sentir ese vínculo tan intenso entre el mayor ser vivo del planeta (los océanos!) y nosotros…

Adoro el mar. No puedo vivir sin él, y cada vez lo siento con más intensidad.

🥰🥰🥰🥰🥰🥰🥰

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.