CategoríaHabla el corazón

1
Declaración de principios
2
¿Lecciones de vida? (By Hellen)
3
BOLIVIA. Un destino diferente
4
Bolivia. Carretera del Infierno en Bici
5
Bolivia. Volcanes, desierto y lagunas.
6
Bolivia. Potosí y las Minas
7
Detox de redes sociales

Declaración de principios

Lo escribí hace tres años, pero Facebook me lo ha «recuperado» y creo que no hay nada mejor que me defina…

Me retrato y voy a definir mis ideologías (sin ningún orden ni prevalencia):

Soy «capitalista», por nacimiento, por actividad profesional con una empresa que me gusta que funcione bien y mil proyectos por delante, con una buena vida que me gusta poder llevar y porque creo en el desarrollo y en el avance….

Soy «comunista», porque creo que es injusto que unos tengan tanto y otros tan poco o nada. Porque idealmente considero que es lo que debería ser pero igualmente sé que, tal como es el ser humano, es inviable.

Soy «populista», porque considero imprescindibles unos derechos sociales para todos, porque la sanidad, la educación, la cultura, los VALORES, una vida digna, deben ser para todos, no para unos cuantos y jamás debería negociarse con ellos.

Soy «animalista», en cuanto no concibo que los humanos hagamos sufrir otros seres vivos por mero divertimento. (De la comida no hablamos, es mucho más complicado, aunque ojalá pudiéramos vivir sin necesitar sacrificio de otros animales. )

Soy «políticamente incorrecta», porque nunca me han gustado las muestras de poder (y no hablo solo de política, sino en cualquier nivel o estamento), los excesos que se cometen aprovechando privilegios, el creerse más que otros, el ser capaz de vivir a cuerpo de rey a costa de las miserias ajenas. Porque tengo claro que el poder corrompe y todos lo aprovechamos en nuestro entorno y medida. Porque dudo mucho de la capacidad del ser humano de ser totalmente honrado en los círculos de poder, y cuanto más se suben los puestos, más difícil se hace. Y porque no me callo en criticar lo que veo que está mal hecho, del color y del lado que sea. Y porque no puedo tirar ninguna piedra.

Soy «humanista» porque creo en el ser humano a pesar de todo, porque siempre digo que la mierda huele más, incluso en un campo de flores, pero hay más gente buena que mala. Porque me gustan las personas con sus diferencias, porque es ahí donde nos encontramos y nos realizamos, me gusta debatir, aprender, enseñar y cambiar de opinión, porque tengo claro que nada es blanco ni negro… Porque no encuentro diferencias entre razas, colores, religiones, identidades sexuales o formas de ser. La única diferencia la pone el «feeling» hacia las personas y la única línea que no soy capaz de cruzar es la de tener simpatías por quien es capaz de hacer daño a otros voluntariamente.

Soy «egoista»«porque busco ante todo vivir feliz, hacer las cosas que me gustan, estar con quien me apetece; porque no me gusta dar explicaciones, ni me interesa demasiado la vida o las cosas de los que no me llaman la atención; porque adoro el Carpe Diem, paso mucho de lo que digan u opinen de mi y tengo un EGO muy subido y un ombligo muy conocido.-

Y sobre todo, soy INCOHERENTE, porque me duele ver que no se puede ser todas estas cosas «a la vez» y por eso, ni me identifico con colores, ni con siglas, ni encuentro «mi lugar» en esta sociedad en la que me ha tocado vivir, pero en la que, al fin y al cabo, vivo y disfruto porque yo soy así…. 

Y eso sí, también soy una rollera que te pasas, pero eso no es ideología, sino una verborrea innnata, jajajajajajajajajaaaaa

¿Lecciones de vida? (By Hellen)

Pues que un día nos pusimos Javi y yo manos a la obra, o a la cámara, mejor dicho, en la oficina de ViajarSolo en el Caracol…

Llevaba el mozo mucho tiempo diciéndome que tenia que hacerlo, que tengo soltura, que hablo bien, que tengo cosas que decir, que soy expresiva, que hay gente muy mala con videos por ahí y la gente se los traga y que yo tengo mucho más valor  (me quiere mucho y es muy pelota, jajajajaja), y, yo, que soy fácil de convencer en estas cosas, le dije, venga, ¡¡vamos allá!!
Total, que si te sobran 8 minutos, aquí tienes el resultado, y más abajo explico más cositas de donde viene todo.

 

(más…)

BOLIVIA. Un destino diferente

Mascar hojas de Coca, ¡un imprescindible para sobrevivir a la altura de todo el país!

Acabamos de regresar de Bolivia, un país al que creo que no hubiera ido jamás de no haber sido por cómo ha surgido todo. Fuimos 4 y la verdad que lo hemos pasado estupendamente. Es un lugar realmente diferente, con una riqueza de paisajes absolutamente alucinantes, unas ciudades horribles (los siento) salvándose alguna como Sucre, por su conservado centro Colonial, un nivel de desarrollo al que le falta muchísimo, posibilidades inmensas para el turismo y  mucho, mucho por descubrir.

Antes de nada quiero decir que Bolivia merece un viaje como destino exclusivo y único, que en 2 semanas como fuimos nosotros, no llegas a ver ni la cuarta parte, y no será porque no hemos dado vueltas y apurado, y que considero un error ir «como extensión» de Perú, Argentina o Chile como suele hacerse. Me parece que hay que dedicarle tiempo, cariño y dedicación…

Pero sobre todo hay que tener claro que no es un viaje para cualquiera, que es un destino para gente que ya ha viajado bastante, que se adapta a todo, que tiene capacidad de aceptar lo que llega, como llega ¡y cuando llega!, y por encima de todo asumiendo que hay que recorrer una cantidad enorme de kilómetros, por carreteras, caminos y fuera de ruta que se hacen eternas y pesadas. Pero es la única forma, ya que las distancias son enormes, los medios los que hay y lo que hay que ver sí o sí… no se puede acercar más.

Con esas premisas… ¡Disfrutad Bolivia, porque es realmente alucinante!!

Leer más

Bolivia. Carretera del Infierno en Bici

No estamos locos… ¿¿¿O quizá si??? ??

El ser humano tiene una capacidad increíble de sacar jugo a lo más puñetero. Y este es uno de estos casos.

La famosa “carretera de la muerte” o Dead Road de Bolivia, no lleva su nombre por casualidad… son miles las personas que se han dejado la vida en ella, puesto que era la única vía para llegar a La Paz, la capital, desde la zona baja tropical de los Yungas, una zona de bastante tráfico … Nada menos que 3.600 m de desnivel: la parte más alta está a 4.700 m, en lo alto de la montaña y se termina en 1.200m. Todo eso en unos 60 km… imaginaros cómo es la “cuestecita”, y lo peor es que al otro lado es una caída brutal de la montaña, que por mucho que mires, no ves el fin.
Y todo eso lo hemos recorrido… ¡¡en bici!!

Leer más

Bolivia. Volcanes, desierto y lagunas.

DEL ALTIPLANO ANDINO LOS ANDES, DESIERTO, VOLCANES Y LAGUNAS.

Esta etapa ha discurrido entre los 4.100 y 5.000 m de altitud, con algo más de 1.000 km recorridos en 2 días, por pistas, roderas y arena…

¡¡Bendito Land Cruisier, un gran todoterreno que nos ha demostrado serlo con creces y un excelente conductor, Valerio!!

Absoluto cambio de colores, pasamos del blanco inmaculado del Salar al polvoriento tierra.
La parte de la inmensa cordillera de los Andes boliviana por la que nos movemos en esta parte de Bolivia no era la que yo tenía en mente desde niña por las fotos y relatos de mi padre de sus expediciones. Mis imágenes eran agrestes, escarpadas, blancas y muy pegadas unas a otras; sin embargo, los Andes que hemos visto ahora son montañas volcánicas, separadas, muchas de formas redondeadas, de colores diversos desde el marrón más oscuro al más claro pasando por todo tipo de tonalidades provocadas por los minerales, y algunas con sus cráteres perfectamente delimitados. Nieve poca, tan sólo algunas manchas en las zonas más altas y no de todos los picos, …

Pero aún así… ¡¡los Andes!!!

Y dentro de esta increíble formación geológica, se encuentra una extensa parte de desierto que realmente impresiona según te vas adentrando en él. Leer más

Bolivia. Potosí y las Minas

Potosí, Bolivia… algo más que una etapa de un viaje…
Lo más representativo de esta ciudad, nacida a las faldas del Cerro Rico, la montaña llena de minerales preciosos, es sin duda lo que le ha dado el nombre (¿no recordáis a vuestras madres diciendo “vale un Potosí”? Pues de aquí viene la cosa…), la minería.

La ciudad en sí la verdad que no vale mucho, da impresión de sucia, por el polvo de alrededor, aunque la plaza central está más cuidada, las casas de alrededor, los tendidos eléctricos, hasta las sensaciones, son tristes…
Por eso es de la mina es de lo que voy a hablar, porque aunque había visitado alguna, jamas había sido como esta…

Y aseguro que no deja indiferente.

Leer más

Detox de redes sociales

Hay momentos en la vida en los que, por voluntad propia o por lo que nos sucede, todo alrededor se detiene abruptamente.
Como algunos se han dado cuenta (gracias a los que os habéis preocupado), he pasado más de dos meses totalmente fuera de las redes sociales; pese a haber sido siempre muy activa especialmente en Facebook, dejé de hacerlo.. ni Fb, ni IG, ni Tw… nada. Y no por falta de cobertura, como me ocurre cuando viajo a veces, si no, más bien por una falta de conexión

Ha sido bueno. Y necesario. Incluso, aunque el causante no lo haya sido tanto… (¿O si? nunca se sabe… Siempre todo puede ser bueno, o al menos útil y para crecer). Me he dado cuenta, o mejor dicho, me han hecho darme cuenta, quizá demasiado bruscamente, que poner demasiado interés en «las redes», nos puede quitar tiempo, espacio y atención de esas otras «redes»: las personales, en las que realmente debemos ocuparnos y preocuparnos. Y es por eso que he hecho un parón en mi actividad social a veces exagerada, para pensar en otras cosas. Un tiempo y un espacio fuera del entorno digital donde reflexionar, y sobre todo para darme cuenta que puedo vivir perfectamente sin ellas, aunque por otro lado tampoco les voy a quitar las cosas buenas que tienen para ofrecernos, y que en su caso, también puedo contar como muy valiosas.

Tras un tiempo de desintoxicación, he vuelto; considero que es el momento, sin ser ninguno especial, de poder abrir el Fb sin sentirme obligada, mal, culpable, aburrida o desganada … Pero igualmente digo que no voy a hacerlo con la intensidad de antes, (y espero mantenerlo), porque entre otras cosas me he dado cuenta que la vida «digital», es un «roba vida personal», y al fin y al cabo somos las personas de carne y hueso, las que tocamos cuando estiramos la mano, a las que vemos los ojos y escuchamos al hablar, a las que nos debemos de verdad.
Y cuando miramos demasiado una pantallita, nos alejamos de todo eso, que es lo VERDADERAMENTE IMPORTANTE que cada cual tenemos a nuestro alrededor.

No digo que no sean importantes los que están al otro lado de mi muro, timeline o como se le quiera llamar; de hecho, a una gran mayoría no los hubiera conocido o no nos hubiéramos reencontrado después de tantísimos años si no llega a ser por estos nuevos medios que nos ofrece nuestro mundo. Pero una vez ya en el punto de encuentro, creo que es muchísimo mejor dar el salto a lo más personal y humano, volver a retomar esas costumbres tan olvidadas de una llamada de teléfono, un café, una caña, o un directo y personal «Hola, ¿que tal?»…  Seguro que estaréis de acuerdo conmigo en que no debemos permitir que lo artificial nos quite lo más bonito de lo humano, ni que nos distancie de lo que más queremos. De hecho, los comentarios, tanto en el mismo muro de Fb a este escrito, como los privados, han ido todos (y me sorprendí porque han sido muchos) en esta línea. Es el tipo de cosas que todos pensamos y sabemos, pero que, por lo que sea, nos cuesta poner en práctica, o caemos como tontos…

He hecho un «detox» total de Fb y redes sociales, inicialmente no por decisión propia, lo confieso, sino por bofetadas de la vida y lo que se llama el devenir de los acontecimientos, pero luego ya ha sido totalmente voluntario, y ¿sabéis que os digo? que estoy encantada y lo agradezco enormemente. Os lo recomiendo. La vida es lo que habita en nuestro círculo más cercano, no la dejemos pasar, es demasiado bonita para desperdiciarla mirando al móvil, que es cuando entonces dejamos de ver lo que de verdad da sentido a nuestro día a día…

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.