El Sonido del mar

Río de Janeiro, Brasil. 27 de agosto de 1994.

Mientras mis tíos y primos intentaban inútilmente llamar mi atención desde la terraza de casa,  yo paseaba y me mojaba con el mar y con la lluvia por la playa de Copacabana una tarde de agosto sombría de pensamientos.

Y mientras tanto, enfurecida y rebotada escribía e inquiría:

… ¿No podrás, tú, Mar, aclararme algo la mente?

EL SONIDO DEL MAR

¿Qué gritan las olas al batir en las rocas?

¿Qué murmura la espuma al volver a ser mar?

¿Qué canción que resuena? ¿Qué discurso pronuncian?

¿Qué decís, olas del mar,

cuando abrazáis solemnes,

cuando rompéis murallas?

No hay sonido en el silencio

No hay palabras, no hay canción

Ni existen gritos

ni música

ni murmullos

sin oídos ávidos de escucha,

si a los sentidos les detienen su función.

¿Qué me dices, Atlántico, en esta tarde de agosto?

¿Qué me cantas ahora cuando el mes ya se acaba?

¿Qué murmuras, coloso?

¿Me amenazas?

¿Me tientas?

¿Pretendes amedrentarme?

Quieres atraparme y no puedes

Quieres devorarme y no sabes

¿Quieres enmudecerme?

¿Quieres ensordecerme?

¿O es amarme lo que quieres?

Háblame, te escucho

Cuéntame, que te atiendo

Si cantas, cantaremos juntos

Grítame con ganas, fuerte

Deléitame susurrando

Pero no calles

Entona esa tu melodía brava

murmura gritos de gloria

haz mis tímpanos vibrar

No calles

No calles más, mar

¿Qué me dice el Atlántico en una playa de Río?

¿Qué motiva a esas gotas a volverse a reunir?

¿Qué insinúa la arena bajo mi deslizante?

¿Qué sabor da la sal al pegarse a mi piel?

¿Qué me dice el Atlántico bajo nubes tan grises?

¿Acaso me llama?

¿Acaso yo escucho?

¡Háblame, mar! ¡Háblame!

                                                          Háblame más..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.