¿No nos damos cuenta de verdad?

No entiendo como funcionamos, de verdad. Creo que somos unos tremendos irresponsables e irrespetuosos.
Llevo 40 minutos en la notaria esperando a firmar una papel, he llamado para pedir cita. Están a tope, no llegan, llamadas, gente esperando, lo normal en una notaria del centro de una gran ciudad.
Y justo a mi lado en el mostrador, lleva una de la notaria más de 10 minutos de conversación (no exagero ni un ápice lo voy comprobando con el reloj), con una mujer que ha salido de firmar, hablando animadamente de sus niños, de los colegios, de los equipos de deporte, entrenadores y de cosas que nada tienen que ver.
Vale, una cosa es un comentario, algo normal, pero otra esta total falta de responsabilidad y ausencia de respeto hacia los que estamos esperando por una parte, a sus compañeros que necesitan su ayuda por otra y a los jefes, por descontado.
Te pagan por trabajar, no por marujear de semejante manera tan descarada y fuera de lugar en horas laborables.
De verdad que me comen los demonios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.