Bolivia. Salar de Uyuni

Salar de Uyuni.

 

 

 

 

 

 

Lugar único, especial, emotivo y vibrante. De los que no quedan. A los que hay que venir. De los que no se olvidan.
Un imprescindible.

IMPRESIONANTE e IMPACTANTE


Me voy a atrever a poner este lugar entre los más bonitos y especiales en los que jamás he estado… y posiblemente cuando alguien me pregunte, enseguida diré que es el primero. 🤩
Añadiría, eso sí, que salvando las distancias con las maravillas del mar, especialmente submarinas, pero es que si nos ponemos a pensar, este sitio ¡¡también es mar!!!! O mejor dicho, lo fue, y ahora solo ha quedado la sal… así que no me siento tan mal al decir algo así de un lugar terrestre, cuando realmente, también es mi adorado azul, aunque ahora sea solo blanco 😉
Esta inmensa y a la vista casi infinita extensión blanca es el desierto de sal más grande del mundo.
Y es que cuando estas dentro no alcanza la vista a ver el fin, y no será por falta de luz y claridad.
Fotogénico a más no poder, y no solo por las imágenes curiosas jugando con las perspectivas… pero ni siquiera las mejores fotos dan idea de lo que es y se siente al estar allí.
Todo el día lo hemos pasado rodeados de sal y viendo como los colores del suelo y el cielo cambiaban de tonalidades… como remate, la puesta de sol ha sido de las de carne de gallina.
¿Y que me decís de que, salteadas en el desierto existan unas formaciones rocosas donde la vida se hace camino, con los cactus más espectaculares que he visto jamás? Se llaman islas (lógico) y el contraste que suponen no deja indiferente.
Como aliciente extra, las momias que se pueden ver increíblemente conservadas.
De verdad, solo por este alucinante regalo de la naturaleza, merece Bolivia un viaje entero.
Y solo por esto diría a todos que venir es una asignatura pendiente a cumplir en vuestras vidas, porque es un sitio realmente único y excepcional, aún poco conocido que provoca algo por dentro.
Gracias Oscar, porque fue su deseo de venir justo al Salar que acabamos en Bolivia… no estaba en mi lista de deseados y ahora resulta que se ha colado en la pole mi lista de preferidos!!
Dificilísimo elegir alguna foto entre las que hemos tomado… y además ninguna hace honor a un sitio que no hay que ver, sino que hay que “vivir y vibrar” con lo que se siente formar parte de su paisaje. Unico de verdad, diría que irrepetible.

#Bolivia #ViajarSolo #HotelLunaSalada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.