Por favor… ¡¡¡No montes en elefante!!!

NO MONTAR EN ELEFANTE

Por esto NO, NO y NO a montar en elefante (o cualquier otra actividad con animales, tan típica de los viajes): Si nos pasásemos a pensar lo que han pasado antes para que lleguemos a disfrutar de nuestro momento de gloria con ellos ¿¿De verdad lo haríamos??  Por mucho que nos cuenten “viven como reyes, están muy mimados, los tratan muy bien….” ¿te lo crees??? ¿Cómo saber que es cierto, que este animal “dócil” lo es porque ha salido así “por casualidad”, o porque le han roto el alma (así se llama) hasta que ya se rinde y hacemos lo que queremos??? Mejor evitar que siga sucediendo, no???

Te voy a contar cosas que posiblemente no sepas. Es duro. Pero creo que deberías leerlo, y saberlo, como yo lo hice en su día. Porque si, yo también he montado en elefante. Y me arrepiento enormemente;  la ignorancia es terrible, por ello, ahora que sé cómo son las cosas, estoy empeñada en hacerlo saber a todo el que pueda llegar, a modo personas y profesional.

Por eso, escribo esto, porque yo personalmente y desde mi papel y responsabilidad en ViajarSolo.com, no tenemos programas en los que haya “actividades” con animales, y luchamos para que los receptivos busquen otras opciones para los turistas.

Por eso patrocinamos con una campaña de FAADA de este verano poniendo Mupis en los aeropuertos para tratar de concienciar.

Por todo esto te pido, que lo pienses, lo mires, lo compartas… y cambie tu forma de viajar y entender nuestra diversión.

Si de verdad TE GUSTAN LOS ANIMALES, los quieres, te motivan… NO PARTICIPES EN TODO LO QUE LOS DESTRUYE, DENIGRA Y DAÑA… Una foto, una experiencia… no vale su vida, ¿no crees???

¿De verdad quieres montar en Elefante?

Uno de los atractivos de muchos países asiáticos es el del paseo en Elefante. India, Tailandia, Shri Lanka…. son los más famosos.

Nosotros ofrecemos estos destinos, pero hace años que no tenemos en los programas estas actividades (ni con elefantes ni con otros animales) porque creemos que sus vidas merecen nuestro respeto.

Que una vez allí queráis hacerlo, ya es decisión propia, pero para eso queremos informaros, para que si decidís hacerlo, al menos tengáis claro lo que supone para el animal y lo que ha tenido que pasar para llegar a dar ese servicio.

Si nos pasásemos a pensar lo que han pasado antes para que lleguemos a disfrutar de nuestro momento de gloria con ellos ¿¿De verdad lo haríamos??  Por mucho que nos cuenten “viven como reyes, están muy mimados, los tratan muy bien….” ¿te lo crees??? No, no te lo creas.

Porque nadie nacemos informados. De hecho, sabemos que continuamente en todos los aspectos de la vida, se nos engaña o se nos oculta la verdad de las cosas. O se pinta de color de rosa, para disimularla.

Lo reconozco, yo también he querido hacerlo, y lo he hecho…¡es tan exótico, son unos animales tan especiales, nos dan tanta ternura….! Pero resulta que cada vez sabemos cómo son las cosas, por eso cambiar de gustos, aficiones e incluso hábitos, no es tan malo. Y todos cambiamos, evolucionamos y modificamos en la vida ¡esto es bueno!

Por eso ahora me arrepiento enormemente de esas 2 veces en mi vida que he subido a lomos de uno de esos increíbles seres.

Me siento mal porque he conocido cual ha sido el proceso por el que un animal tan bello, enorme, salvaje, fuerte e independiente, permita que nosotros, humanos, paseemos sobre ellos y nos hagamos fotos con cara de felicidad. Ellos son tremendamente infelices, te lo aseguro, y la verdad, para mí, y espero que para muchos, ese momento de foto o de experiencia, no merece que ellos pasen por tanto sufrimiento….

Por si no lo sabes, te voy a resumir qué es lo que permite que puedan ofrecerse esos paseos.

Simplemente con el nombre debería hacerte una idea. Se llama “ROMPER EL ALMA”

Es un proceso tremendamente cruel de “adiestrar” o “domesticar” los elefantes, nada nuevo, lleva muchos siglos, se llama Phajaan, y se trata de quitar cualquier resquicio de voluntad del animal, evidentemente por medios nada “cariñosos”.

Las crías se separan de sus madres a muy temprana edad, y los atan, enjaulan y muelen a golpes durante 3 días seguidos, en los que además no se les deja comer ni dormir… ¿Te imaginas???

Todo ello para conseguir la total sumisión al hombre.

De igual modo se trata a los adultos, o los jóvenes, no te voy a describir al detalle a crueldad del proceso porque seguramente no seguirías leyendo… pero te puedo asegurar que es así como se hace.

La humillación, dolor y sufrimiento son tales que llega un momento que el animal ya no es más que un pelele al servicio del humano. Ya puede pasear turistas, jugar al balón, pintar o ser enviado a un circo o un zoo…

Los “mahouts” que son quienes se dedican a esta tarea, utilizan una herramienta especial, un palo largo con puntas de metal en el extremo… Tan solo el recuerdo del dolor que provoca hace que los animales se dobleguen y hagan lo que se les pida, por ridículo que sea.

Es así como el animal va a obedecer siempre a la voz de su amo, no por amor, ni por tenter “dotes especiales”, ya ves, si no por puro pánico.

Si alguna vez has estado en estos lugares, recordarás estos palos que llevan… Quizá no hayas visto el extremo, pero siempre están ahí esos pinchos, dispuestos a corregir el mínimo atisbo de “desobediencia” o a recordar quienes son y al mando de quien están.

Terrorífico.

Hay mucho escrito sobre este tema, puedes leerlo, investigar un poco, si eres valiente hasta podrías ver alguno de los videos e imágenes que hay por la red…. y posiblemente llegues a la conclusión que efectivamente, tus minutos de alegría no merecen una vida esclavizada, ¿no crees?

Por ese motivo en nuestros programas nunca vas a ver este tipo de actividades.

Por este motivo te vamos a animar a no realizarlos, cuando estés ahí.

No nos lo pidas, por favor… Nos duele.

También sabemos que muchas veces “nos la pegan” en destino, y aunque nosotros digamos claramente que los servicios que contratamos no lo incluyen porque explícitamente decimos que los eliminen, llegan los viajeros y resulta que ahí están… Por favor, informadnos de ello para actuar en consecuencia.

Cuanto más sepamos lo que ocurre, poco a poco, aumentando la sensibilización, bajarán sus ingresos y buscarán otras formas. No es cierto que si no tienen esa vida morirán.

Vale más, mucho más un animal vivo, en su medio, los safaris y gente que va a visitarlos y verlos es mucho más que lo otro…. Preferimos hacerlo así.

Nos encanta ver los animales, pero felices, libres en su medio, en centros de rescate (de verdad, que también hay mucho engaño), y de verdad ¿No te parece que una foto nunca va a justificar una existencia de maltrato y sufrimiento?

Dirás, como muchos, que se hace, que están ahí, que si tú no lo haces, otro si… Cierto. Pero granito a granito se hace granero, y poco a poco va creciendo el movimiento del Turismo Responsable, y ahora es lejano, pero llegará un día, que esto, como los circos de los romanos o tantas aberraciones que hemos hecho los humanos a través de los siglos, llegara a desaparecer. Y nos gusta pensar que nosotros habremos formado parte de ello.

Si después de todo esto, sigues queriendo montar en elefante cuando vayas a tu viaje por Asia, no nos lo cuentes ni nos lo pidas, pero al menos ya sabrás cómo han llegado hasta ahí.

Y no, nosotros no te vamos a facilitar nunca ese servicio.

En este aspecto, cambiamos el lema “el cliente siempre tiene la razón” por el “los elefantes merecen todo nuestro respeto”. Seguro que nos entiendes.

 

Alguna info de interés:

En este articulo de Brian O’Biren llamado “Como romper el corazón de un elefante”, se relata con detalle este terrible proceso.

http://documents.scribd.com/docs/83h95uefp5sma1hy67o.pdf

Técnica del Pajaan, domesticación de elefantes:

https://youtu.be/SVckvi_gWVo

https://youtu.be/L0xSuUXRHnE

Black Trust: the ugly Truth of Elephant riding.

El engaño de los falsos “centros de rescate”
http://turismo-responsable.com/blog/centros-de-elefantes-y-publicidad-enganosa-para-viajeros

Campaña en el aeropuerto del Prat

http://turismo-responsable.com/blog/conseguido-llevamos-el-turismo-responsable-al-aeropuerto-de-el-pratromper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.