Reflexiones ante la vida y la muerte

Resulta tremendamente complicado saber cual es la forma correcta de actuar con los seres más queridos que tienen la opción de una «muerte digna».
Hasta donde ejercer nuestro papel de dioses o dejar seguir el curso de la naturaleza? Muchas veces tanto en mi vida personal con tantos animales que he tenido, como en lo profesional cuando ejercía la clínica veterinaria, lo tenia clarísimo…
Pero ahora, con Jimmy, no.
Porque no hay un sufrimiento palpable, sino un apagamiento progresivo, en un rincón que nunca ha sido su sitio, donde ya ni busca el cariño de aquellos de los que no se despegaba, cuando no ves mas que un animal tumbadito que apenas se levanta y cuando lo hace no llega ni cuatro pasos…, Pero de pronto levanta la cabecita y te mira con esos ojitos ya tristones y se apoya en tu mano, y cierra los ojos tranquilito mientras le acaricias…
Es el dilema…. no come nada hace 3 o 4 días pero agradece mucho el suero oral y hasta parece que lo toma con gusto y agradecimiento, hasta que en un momento dado deja claro que le estorbamos y se mete en su cabañita, a oscuras, de espaldas…. cuando no hay nada tan claro… saber qué postura tomar es bien difícil.
A veces decimos que es egoísmo, por mantenerlos, porque estén más tiempo entre nosotros, pero quien lo ha pasado sabe que no es nada gratificante tenerlo asi, y el dolor al verlos es continuo. Pero al pensar en terminarlo, igualmente te preguntas hasta que punto puede ser egoísmo por evitarnos un sufrimiento, no solo suyo, también nuestro…
En fin, perdonad que hable de estas cosas tan poco agradables, pero es lo que hay…
No busco respuestas, creo que nadie las tenemos… tan solo son reflexiones ante la vida y la muerte…

Jimmy, mi gato, se nos muere 🙁
Ha sido todo muy rápido, no tiene ni 7 años y en cualquier momento esos preciosos ojos azules se van a a cerrar.
Tumor en tórax, insuficiencia cardíaca, leucemia, virus felino… encima va y se convierte en un «caso clínico especial».
Una semana horrorosa que aún no ha terminado.
No sabemos lo que aguantará, sólo que al menos no tiene dolores, ni dejaremos que los tenga.
Cuánto se los quiere… cuánto se sufre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTMl y artributos.

Todo el contenido de esta página es propiedad y opiniones personales de © Hellen Faus. Los contenidos externos están indicados o vinculados a sus sitios web o sus autores. Si ves algo que no debería estar, equivocado o incorrecto, no dudes en hacérmelo saber.